¿Qué es COEDUCAR?

Coeducar no es sólo mezclar a las niñas con los niños, ni es solamente intentar que las niñas hagan las mismas actividades que los niños, ni es sólo poner la @ en las palabras o...o /a...

... COEDUCAR es mucho más...

- Es educar para que los niños y las niñas se sientan bien siendo lo que quieren ser.
- Es utilizar un lenguaje que represente a los dos sexos.
- Es ampliar las oportunidades educativas y formativas para todas las personas, cualquiera que sea su sexo.
- Es compartir, tanto hombre como mujeres, lo que somos, pues tan válidas deben ser las aportaciones de ellos como las aportaciones de ellas .
- Es dar el mismo valor al hecho de ser hombre que al hecho de ser mujer.
- Es educar a los niños y las niñas como personas completas proporcionándoles saberes que les ayuden a afrontar su futuro .
- Es educar en el respeto y la aceptación de los sentimientos y afectos tanto de ellos como de ellas, pues los sentimientos de todos son importantes y respetables.


ANTE EL MALTRATADOR...TOLERANCIA "CERO"

Loading...
(Haz "click" en la imagen para acceder )

EMOCIONES : LA VERGÜENZA



La ilustración puede explorarse a partir de una serie de preguntas.
ª        - ¿Qué diferencia  al personaje  que está en el centro de  los demás?
ª        - ¿Por qué está colorado el personaje del centro?
ª       - ¿Qué crees que está pensando?
ª       - ¿Qué crees que están pensando los demás personajes?

La emoción de la vergüenza se puede trabajar creando una historia a partir de la ilustración. En tal caso, es interesante concentrar la atención  en el personaje central y construir un relato que explique quién es y cómo ha llegado a verse en la situación en la que se encuentra ahora. 


Veamos lo que nos dice el EMOCIONARIO:
 Vimos ya al trabajar el remordimiento y la culpa que cuando somos conscientes de que hemos cometido una falta, podemos experimentar vergüenza.

También la podemos sentir cuando creemos que se van a burlar de nosotros. O cuando una situación es nueva, cuando nos sentimos expuestos, observados o que están pendientes de nosotros.

La vergüenza aparece por sorpresa, y suele ser bastante indiscreta, ya que tiene la manía de decirles a los demás que somos conscientes de que la sentimos: hace que nuestro rostro se enrojezca. Además, suelen ser usuales otros signos corporales: vista caída, cabeza baja... Y que los demás sepan que estamos avergonzados, puede provocarnos, además, inseguridad

También podemos sentir vergüenza por lo que hace otra persona. Es lo que llamamos vergüenza ajena, ejemplos de ello, como cuando los papás o hermanos mayores sienten vergüenza por una rabieta que ell@s están montando en público. ¡Y cuanto más nos miran, más vergüenza!

Al contrario que el remordimiento, que es un sentimiento interno que nos genera malestar cuando hacemos algo mal, la vergüenza se refiere a los demás, su carácter social es patente, ya que sentimos vergüenza ante la exposición delante de otros. Si le cojo a un compañer@s algo suyo y me lo guardo sin su permiso, sentiré remordimiento, pero si me descubren y me llaman la atención por la falta cometida, además sentiré vergüenza.

Por otra parte, la desvergüenza sería la "falta de vergüenza", y lo pongo entre comillas porque habitualmente los términos "desvergonzado" o "sinvergüenza" se emplean para designar a personas que hacen alguna insolencia, que son descaradas o maleducadas.

 Ya sabes que a través de la música se expresan muchas emociones ... Escucha esta pieza relacionada con la "emoción" que trabajamos:
Pieza musical: Preludio op. 28 nº 10 (Frederic Chopin)

 

CULPA



¿Qué se representa en la imagen?
¿Qué elementos ligeros hay? ¿Y pesados?
¿En qué dificultades se ve el barquito?
¿Qué personajes suelen llevar un peso semejante a ese?
¿Qué cosas es difícil hacer con un peso así?
¿Alguna vez has sentido un peso semejante por dentro? ¿En qué ocasión? 

Veamos que nos dice el emocionario sobre la culpa:
 La culpa hay que "aparcarla". ¿Eso quiere decir que si hacemos algo mal nos tiene que dar igual? No, pero de nada sirve acusarse, condenarse y apenarse constantemente por ello.¿Acaso sentirnos culpables nos va a llevar a una solución? ¿Acaso nos deja avanzar? Ya vemos que no, en la ilustración del barquito.

Ese peso enorme  sólo nos hace sentir miserables. Y lo peor es que a veces nos sentimos culpables por algo que hemos hecho sin intención.
Por tanto, cuando cometemos un error, cuando nos equivocamos, hay que reflexionar, analizar, pensar por qué ha ocurrido, buscar una solución, pedir perdón si hemos hecho daño a alguien... En definitiva, APRENDER e INTENTAR MEJORAR. Listo. Lo demás sobra. Sentir remordimiento al hacer algo mal es normal y sano, pero ahogarse en la culpa, no.

La música transmite emociones... Escucha esta pieza musical:


Preguntas para conversar con tus hijos

CARTELES 25 NOVIEMBRE

MARCAPÁGINAS

AUTOESTIMA

LA MUJER EN LA PINTURA